Investigan a un policía acusado de “liberar zonas” para la venta de drogas en San Pedro

La Jefatura ha iniciado una investigación interna luego de que circulara un video que implicaría a un oficial en un intercambio monetario con un presunto traficante de drogas.

Investigan a un policía acusado de "liberar zonas" para la venta de drogas en San Pedro.
Investigan a un policía acusado de "liberar zonas" para la venta de drogas en San Pedro. Foto: policía de Misiones

En las últimas horas, un video se ha difundido en las redes sociales, sugiriendo la complicidad de un miembro de la Policía de Misiones en el comercio ilegal de drogas en el barrio Santa Rosa de San Pedro. Según las acusaciones, el oficial habría sido grabado recibiendo dinero a cambio de permitir al presunto traficante operar sin interferencias en la zona.

Las imágenes, que llegaron a manos de las autoridades policiales de manera fortuita mientras realizaban investigaciones sobre otros delitos, muestran a un individuo con un casco dirigiéndose a una residencia donde se lleva a cabo la transacción.

El oficial bajo investigación reside en San Pedro pero presta servicios en la Unidad Regional VIII en San Vicente, según fuentes cercanas al caso. Desde la Jefatura de Policía se ha confirmado que se está llevando a cabo una investigación exhaustiva sobre el incidente.

Además, se ha identificado al presunto traficante mencionado en el video, según testimonios de vecinos del área. La comunidad ha expresado su preocupación por la presunta complicidad de las autoridades policiales en actividades delictivas que afectan gravemente la seguridad y la convivencia en la región.

La investigación en curso busca esclarecer los hechos y tomar medidas apropiadas para abordar esta preocupante situación, que pone de manifiesto los desafíos continuos en la lucha contra el tráfico de drogas y la corrupción en las fuerzas policiales de la región.

¿Qué es la pedra?

La “pedra”, también conocida como crack, es una droga altamente adictiva y dañina que ha causado estragos en las comunidades más vulnerables de la zona. Su consumo conlleva graves consecuencias para la salud física y mental de los usuarios, así como problemas de seguridad pública debido a su asociación con otras actividades criminales.

Temas Relacionados