La policía tomó conocimiento del hecho el pasado viernes alrededor de las 21. Los efectivos fueron notificados por personal de salud del hospital local, quienes le comentaron que un menor de 10 años ingresó al edificio sin signos vitales.

La tragedia ocurrió en una vivienda ubicada sobre las calles Aparicio Grondona y Yerbal de San Pedro, donde el niño había concurrido a pasar el día con sus abuelos. La víctima fue identificada como Thiago Olivera. Intervinieron en el procedimiento policial, efectivos de la Unidad Regional XIV, quiénes realizaron las tareas de rigor.

Las primeras investigaciones, dan cuenta de que el chico recibió una fuerte descarga eléctrica, al momento de intentar enchufar un pelotero con el que habitualmente jugaba.

En la causa intervino el Juzgado de Instrucción de San Pedro, a cargo de Ariel Belda Palomar, quién dispuso que el cuerpo del niño sea entregado a su familia para su velatorio y posterior inhumación.

El hecho generó conmoción y dolor entre los familiares del niño fallecido y en la comunidad sampedrina en general.

Fuente: Misiones Online