La situación hídrica ha mejorado en las últimas semanas en la localidad de Bernardo de Irigoyen, debido a que las lluvias lograron generar que el caudal de la represa vuelva a crecer. Gracias a esto, el servicio de suministro del líquido vital se normalizó en aproximadamente un 70% aunque todavía existen barrios que sufren la falta del líquido debido a que las napas de los pozos perforados no se recuperaron y algunos se secaron por completo.

La Cooperativa de Provisión de Agua Potable –COOPABIL- había mermado las horas de bombeo en mayo pasado, debido a que la represa y sus reservorios estaban casi secos. Es así que de 24 horas de bombeo continuo tuvieron que reducir a cuatro horas a la mañana y tres a la tarde.

Sobre la situación actual, el presidente de la COOPABIL Arlindo Pianowski, declaró que “actualmente la represa está con un lindo caudal por las lluvias que se registraron y se está bombeando bien”.

A su vez, manifestó que se pudo normalizar en un gran porcentaje la distribución en el pueblo; y al mismo tiempo, sostuvo que “el problema que tenemos es que si en 20 días no se registran precipitaciones el caudal de agua de la represa baja muy rápido”.

Bernardo de Irigoyen: aumentó el caudal de la represa.Gentileza: Primera Edición

Uno de los barrios más afectados es Vista Alegre, donde Pianowski señaló que “hay un par de pozos que tienen muy poco caudal y sólo se puede bombear unos 6.000 litros por hora, pero eso no alcanza. Por eso, a esos lugares se los asiste con el camión de los bomberos y de la Municipalidad”.

Por otro lado, manifestó que “estamos esperanzados porque sale la licitación para una obra en el municipio y en los próximos días se estarían presentando los sobres”. Se trataría de la construcción de una nueva represa. “Esto sería una solución para el pueblo”, finalizó.

Fuente: Primera Edición