La fuerte tormenta de lluvia y vientos que superaron los 60 kilómetros por hora que azotó a Misiones el miércoles derribó árboles y ramas, incluso se llevó medio centenar de techos en toda la provincia.

La caída de árboles sobre los tendidos eléctricos provocó daños en la localidad de Eldorado, que aún ayer los operarios de la CEEL seguían arreglando.

Víctor Omar Jenzer, subjefe técnico de la CEEL, explicó que los daños fueron cuantiosos y “comenzaron el miércoles a las 21.30 aproximadamente donde también iniciamos nosotros las tareas de reparación de las líneas que se dañaron, el viento derribó árboles, fue muy fuerte, muchos de estos árboles cayeron sobre las líneas muy importantes que alimentan zonas como la de la toma de agua, de industrias o el centro de la ciudad”.

Algunas zonas de Eldorado continúan sin energía eléctrica luego del fuerte temporal.

En la toma de agua tuvimos 600 metros de líneas caídas, en la zona de km 1, calle 9 de Julio y avenida San Martín se cayó un eucaliptus de gran porte que tumbó una línea de doble terna que alimenta toda la zona Oeste, en la Ruta 17 cayó un pino de araucaria sobre la línea de doble terna que alimenta la zona de Nueve de Julio, Santiago de Liniers y parte del kilómetro 11, ahí pudimos reponer el servicio a un 85% y hoy (sábado) cayó otro árbol sobre la línea principal que también alimenta la zona céntrica, por eso todavía hay cortes, seguiremos trabajando todo el fin de semana, esperemos que el tiempo mejore así se puede ingresar a zonas difíciles, donde las ramas cayeron sobre las líneas”, explicó.