Para qué sirve tener billetes con mayor denominación

El Banco Central aprobó este jueves la nueva denominación, que tendrá imágenes homenaje a figuras de la ciencia y la medicina argentina.

Para qué sirve tener billetes con mayor denominación

El Banco Central aprobó este jueves el lanzamiento de un nuevo billete de $2.000 que entrará en circulación en los próximos meses.

El boceto del nuevo billete de $ 2000.
El boceto del nuevo billete de $ 2000.

En diálogo con Vía País, el economista Fausto Spotorno comento acerca de la decisión de incorporar un nuevo billete: “Los billetes que tenemos ahora tienen poco valor, el dinero sigue siendo una forma de transaccional en la Argentina. En algunos barrios se puede pagar por mercado pago o distintos métodos de pago electrónico, pero no es una práctica que esté completamente definida en Argentina”.

“Además, claramente operar en billetes es más barato para el ciudadano porque hay muchísimos impuestos, retenciones y percepciones en los pagos electrónicos. Por esto mucha gente sigue prefiriendo usar el dinero. Ahora, si el billete de mayor denominación es de mil pesos, que son algo cercano a tres dólares, es muy chico para hacer operaciones. Necesitas un billete más grande, de 2000, 5000, 10000, inclusive de 20000″.

¿Por qué no se emite un billete con mayor denominación a 2000?

Al preguntarle sobre un billete con mayor denominación a 2000, el economista contesto: “Es una muy mala interpretación de parte del gobierno creer que un billete más grande exterioriza la inflación. También, está la idea fiscalista, tributaria de la economía, en el sentido de que la economía sirve para pagar impuestos. Entonces, se piensa que efectivamente pueden forzar a pagar más impuestos si utilizas métodos electrónicos de pago, tarjeta u otros, que tienen grandes cargas de impuestos, como el impuesto al cheque, las retenciones de ingresos brutos, el impuesto a los sellos. Lo ven como una forma tributaria de operar. Al haber pocos billetes se fuerza a operar digitalmente, que no es la forma que corresponde porque la gente igual va a seguir esperando el billete y cuantos más costos existan digitalmente más van a usar el billete, sobre todo la gente con bajos recursos”.

Continuó diciendo que, “Hay un claro desincentivo al uso del pago electrónico. Así como hay un impuesto en los cigarrillos para que fume menos gente, al poner un impuesto en el pago electrónico estoy haciendo lo mismo. A menos que la visión sea desde el punto tributario”.

Inflación enero 2023

Al consultarle acerca de la inflación del mes de enero, el economista de Orlando Ferreres y Asociados, detalló: “A nosotros nos dio 5,2% la inflación del mes de enero. Si lo que notamos fue una aceleración en los últimos días. Con lo cual puede ser que de más alto, depende de como se mida. Alimentos midió un aproximado de 5,5%. Esto marca un arrastre para la inflación de febrero. Hace varios meses venimos viendo una inflación estabilizada en un 5,5%, luego del pico de julio. Mientras no pase nada grave, creo que va a haber una inflación mensual en ese rango, mínimo 4,5% máximo 6%”.