El desborde de los ríos Santa Lucía y Corrientes provocaron la evacuación 350 personas en ambas localidades.


Las inundaciones continúan afectando a las poblaciones de San Roque y Perugorría donde siguen evacuando damnificados, el director de Defensa Civil de San Roque, José Medina explicó que aunque no hubo lluvias durante tres días seguidos, el río Santa Lucía generó crecidas y ahora está en los 4,33 metros. De acuerdo a los últimos registros habría 750 personas de las cuales 150 están reacomodadas entre los seis centros de evacuación de la provincia.

Por su parte, el director de Defensa Civil y concejal de Perugorría, Gonzalo Gómez contó: “Los pobladores de dos barrios del área urbana que fueron afectados por el desborde de un arroyo permanecen en la parroquia San Pedro y el club Santa Rita, pero estimamos que en las próximas horas podrían volver a sus hogares porque el agua ya retrocedió en esa zona”.

Si bien aclaró que “acá está mejorando, se sigue profundizando el problema en Paso Tala debido al aumento del caudal del río Corrientes”. Durante el domingo aumentó “considerablemente el número de personas que emigraban hacia el área urbana”. El intendente Ramón Castellanos junto a los Bomberos, la Policía, personal municipal y voluntarios particulares prosiguen evacuando familias. Del Paso Tala sacaron unas 200 personas, 170 fueron reubicadas en las escuelas N° 410 y N° 38, al igual que en el CIC. Gómez relató que los operativos de mudanza se realizan por “varios kilómetros en los cuales hay abundante agua en la ruta, por lo que la mudanza se realiza con tractor y lancha”.

Debido a la situación actual, ayer llegó a la comuna el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Federico Mouliá a quién le solicitaron elementos para asistir a las personas perjudicadas como colchones y frazadas. Debido a que “se está haciendo todo lo posible con los recursos municipales, pero no es sencillo”, expresó Gómez. Además explicó los productores ganaderos sacaron de sus campos unos mil animales, aunque algunos se perdieron dentro de los bañados inundados. 

Mientras tanto en el paraje Las Palmitas, el ministro agradeció la colaboración de las entidades locales. El sábado pasado personal de Prefectura asistió a unas 26 familias que se encuentran aisladas, durante el domingo volvieron para brindar ayuda a otros 20 hogares. Según publicó El Litoral.






Comentarios