Con el pitido final y la Copa Libertadores en manos de River, los "millonarios" correntinos salieron a festejar a la Costanera. Si bien, el partido más importante de Sudamérica se jugó en Madrid, España. Los hinchas lo vivieron como si hubiese jugado en sus propias casas, miles de fanáticos recorrieron las calles para encontrarse y festejar juntos.

A metros del puente Interprovincial, al grito de: "Dale campeón", hinchas, grupos de amigos, familias y hasta abuelos celebraron la cuarta Libertadores de River Plate. Los anteriores campeonatos sudamericanos los obtuvo en 1986, 1996 y 2015, pero solo Gallardo como director técnico consiguió la segunda Libertadores durante su ciclo. Ahora, el equipo se clasificó para el Mundial de Clubes de Emiratos Árabes, en el cual debutará el próximo martes 18 de diciembre.

En la mitad de un segundo tiempo que parecía definido para Boca Juniors por un único tanto contra cero, Lucas Pratto convierte el empate a los 68 minutos. La tensión se mantuvo con pocas oportunidades hasta el final. Dentro del tiempo complementario, Juan Fernando Quintero anota el descuento dejando el marcador 2-1 en la primera parte de la prórroga. Finalmente, en base a un error del arquero xeneize y en la última chance de descuento, Gonzalo Nicolás Martínez impuso el tercer gol en el segundo minuto extra (120+2). River campeón, y como es habitual la Costanera de la capital fue invadida por los fans del rojo y blanco.