El sábado por la noche en Corrientes la policía de la provincia se acercó hasta una casa ubicada por calle Irupé al 700 y descubrieron una fiesta con 150 personas. Esto ocurrió a las 3,30 de la mañana donde vecinos alertaban de una fiesta en la vivienda que minutos después confirmaban las fuerzas del orden.

Pero como si esto fuera poco, cuando la policía arriba al lugar quien los recibe es un menor de 16 años quien era el dueño de casa. Varios minutos después arriba al lugar el padre del menor quien manifestó estar sorprendido por lo que ocurría en la casa.

Unos 150 menores participaron de una fiesta el sábado por la noche.

Dentro de la vivienda no solamente se encontraron a 150 chicos en una reunión que no cumplía con las medidas sanitarias vigentes, además se encontraron una buena cantidad de bebidas alcohólicas en la vivienda.

Bebidas alcohólicas encontradas en la vivienda donde se realizaba la fiesta.

​La consecuencia del accionar de la policía no solo significó el final de la fiesta, sino que todos los participantes de la misma pasen algunas horas en la policía del menor donde fueron trasladados.