El intenso frío se hizo presente en todo el territorio de la provincia de Corrientes en los últimos días. La zona sur sintió el impacto de las bajas temperaturas donde se pudieron observar huertas blanqueadas y cosechas en riesgo sintieron el resultado de una helada con temperaturas bajo cero en el límite con Entre Ríos.

Plantaciones de hojas verdes y frutícolas también sufrieron este martes las consecuencias de una temporada acorde con la ola polar que alcanzó la Mesopotamia. De acuerdo con el registro de imágenes brindador por productores, hubo lechugas blancas y una impresionante postal de huertas de arándanos congeladas.

El registro de las temperaturas en la zona marcaba 3 grados bajo cero y la máxima apenas llegó a los 14 grados. Según el pronóstico del servicio meteorológico nacional se aguarda un repunte de las temperaturas para los próximos días.