Se trata del Paraje Las Palmiras, Itatí, donde pasa la Ruta Nacional Nº12. Hace cinco días no para de llover, lo que provocó el socavamiento de una alcantarilla.


Hace cinco días que llueve de manera casi ininterrumpida, lo que produjo el colapso no sólo en esta localidad sino también en el interior. Hasta el momento cayeron unos 480 milímetros y las condiciones del tiempo aún no mejoran.

Así se encuentra el Paraje La Palmira

Las mayores dificultades se presentan sobre el paraje Las Palmiras, donde el agua comenzó a socavar una alcantarilla ubicada sobre Ruta nacional Nº12 a unos 20 kilómetros de Itatí. La corriente en la zona es muy caudalosa, por lo que se complica intervenir laboralmente.

Camino de ripio a paraje Guayú totalmente cortado.

Ayer por la mañana Vialidad Provincial llegó hasta el lugar, inspeccionó la zona y dejó habilitado una parte del acceso. “El paso está completamente autorizado hasta el momento”, aseveró el intendente de esta localidad, Germán Fernández.

No corre la misma suerte el paraje Guayú, donde quedaron totalmente aislados ya que el camino es de ripio y el corte es total. Entre ambas zonas, hay unas 50 familias evacuadas.

“Ayer a la noche me comunique con el Gobernador de la Provincia y me dijo que si sigue complicado el panorama, se va a acercar hasta aquí. De todas maneras puso a disposición la maquinaria vial para obras de ensanchar los canales”, explicó el jefe comunal.

Por su parte, el Ministerio de Desarrollo Social provee de unos 300 módulos de mercadería por día, pero no dan abasto. “Hay que pensar que la mayoría de la gente en el interior vive de su huerta o son ladrilleros, por lo que estas inundaciones los matan y los llevan a la decadencia por varias semanas”, agregó el Intendente.




Comentarios