Desde la Junta Ejecutiva Provincial de la Coalición Cívica ARI Córdoba, denunciaron al Gobierno de Córdoba de “omisión inconstitucional” ante la acefalia que hay del Ministerio Público Fiscal desde marzo del 2019.

Cabe recordar que el cargo de Fiscal General dura 5 años el mandato y actualmente en Córdoba, los Fiscales Adjuntos (Héctor Rene David, Antonio Gómez Demmel y Pablo Alfredo Bustos Fierro) se están haciendo cargo de esas funciones.

Según aclaran desde la Coalición Cívica en un comunicado “de ser nombrado hoy, el Fiscal General ejercería durante la mitad del mandato del próximo Gobernador de Córdoba, sea del partido político que sea”.

Y agregan: “¿Es la intención de Schiaretti posponer su nombramiento para obtener impunidad una vez finalizada su gestión? ¿Quiere el Gobernador blindarse una vez retirado en caso de que su sucesor no responda a SUS intereses?”.

Entre los argumentos, aseguran que no hay motivos razonables para seguir prolongando la designación y aclaran que el nombramiento es un deber del gobernador Schiaretti, según el artículo 144 de la Constitución Provincial.

Además, recalcan la importancia de las funciones del Fiscal General, entre esas, la de “fijar las políticas de persecución penal y de instruir a los fiscales inferiores sobre el cumplimiento de sus funciones”.

Cierran el comunicado haciendo referencia a los casos de gatillo fácil en Córdoba advirtiendo la urgente necesidad de la designación de un Fiscal General a cargo del Ministerio Público Fiscal de Córdoba.