Semanas atrás, la secretaria de Promoción y Prevención de la Salud, Gabriela Barbás, anunciaba que la provincia desplegaría un “Operativo de Seroprevalencia” en 159 barrios de Córdoba. El objetivo del estudio es detectar la cantidad de casos reales de Covid-19 que existieron y que no pudieron registrarse, ya sea por tratarse de personas asintomáticos o personas que no se acercaron a los centros de salud.

Hoy, el ministro de Salud, Diego Cardozo, aseguró que el operativo también estará dirigido a trabajadores de la salud de la provincia. En principio, aseguró que serán 30.000 agentes del personal de salud distribuidos en 35 instituciones (20 públicas y 15 privadas), los que se verán involucrados en este testeo.

Este grupo en particular será analizado con el objetivo de conocer cuál es la proporción de trabajadores y trabajadoras de la salud que tuvieron exposición al COVID-19, a fin de garantizar la vigilancia epidemiológica. En este caso, el estudio constará de una encuesta y una extracción de muestra de sangre para realizar un test que mide los anticuerpos.

En el caso de la encuesta, se recabarán datos personales y otros relacionados a la posible exposición al virus. Mientras que el estudio consistirá en una muestra de sangre por medio de una punción digital, la cual será recolectada y procesada en los laboratorios oficiales que forman parte de la red del laboratorio central.