Vecinos indefensos y delincuentes que hacen de las suyas con total impunidad son una postal reiterada a cada hora en todos los rincones de Córdoba donde la inseguridad reina, como en el caso de barrio Santa Isabel.

Con desprecio por la vida y los bienes ajenos, un motochoro se subió a la vereda poniendo a todos en peligro, para arrebatarle el celular a un hombre que esperaba su turno para comprar helado, en un local de la cadena Grido, en ese barrio del sudoeste cordobés.

El video que compartió el periodista Alejandro Pozo habla por sí mismo de esta situación cotidiana en la que los desprotegidos cordobeses tienen que resignarse a perder sus bienes y su tranquilidad sin solución.