La Bolsa de Comercio de Córdoba en un duro comunicado volvió a alertar sobre los efectos negativos del impuesto a la riqueza. Desde el comienzo de la pandemia, el Frente de Todos alienta para que se trate el proyecto.

“Resulta contradictorio y una falta de oportunidad, debilitar al sector productivo en este particular momento, en el cual, se lo necesita vital para iniciar el proceso de recuperación”, aclaran en el mensaje.

Y critican los posibles efectos que puede llegar a causar la iniciativa oficialista. Además advierten que el país ya cuenta con una “excesiva presión fiscal” y aclaran que es una de las más elevadas del mundo.

Y también, hacen referencia negativa al proyecto del Observatorio Nodio y de la carta que el bloque oficialista en el Senado envió a los representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI)

El comunicado completo

Medidas a contramano de la confianza y de la recuperación económica

La Bolsa de Comercio ha alertado en dos oportunidades sobre los efectos negativos que ocasionará el nuevo impuesto solidario, al recaer sobre una gran proporción del sector productivo del país.

Con el mismo, se ha duplicado la imposición que ya se aplicó con el impuesto a bienes personales, pero en este gravamen se incluye, además, las tenencias de acciones empresarias, propiedades y bienes productivos que no son líquidos. Con lo cual, una gran proporción del sector productivo incluido el agropecuario deberán pagarlo.

Resulta contradictorio y una falta de oportunidad, debilitar al sector productivo en este particular momento, en el cual, se lo necesita vital para iniciar el proceso de recuperación.

Argentina, ya tiene una excesiva presión fiscal del 42% del PBI, una de las más elevadas del mundo.

Ningún otro país ha recurrido en este momento a una exacción de esta envergadura hacia su sector productivo. Es un contrasentido, cuando aún se lo está apoyando para que se sostenga activo y logre mantener el empleo, a raíz de esta larga cuarentena que el gobierno ha sometido a la sociedad.

Por otra parte, consideramos que esta decisión, como otras medidas que adopta el gobierno, conspiran de manera sistemática contra la indispensable generación de confianza, imprescindible para una recuperación consistente de la economía.

Promover una propuesta de reforma judicial en todos sus estamentos o conformar una institución para controlar la libertad de expresión, como representa el Nodio, apuntan a una falta de respeto a la independencia de las Instituciones de la República y, por lo tanto, a una sustancial pérdida de seguridad jurídica.

La peligrosa volatilidad del valor del dólar en el mercado libre de cambios, que requirió de nuevas medidas heterodoxas, como la colocación de bonos muy costosos para intentar contrarrestarla, reflejan también una gran desconfianza.

Por último, fueron muy negativas las convalidaciones de usurpación de tierras y la reciente carta de los senadores del oficialismo dirigida al FMI en términos duros y políticos, ratificados por el Presidente, que perturban el clima de negociación con dicha institución, tan necesario para reencauzar la incorporación del país al mundo financiero y comercial.

Ansiamos que, en estos difíciles momentos, prevalezca la sensatez y la racionalidad, y poder así, encaminar al país en una senda de confianza y crecimiento económico sustentable.