Sin vueltas ni ambigüedades, el gobernador de Córdoba expresó su oposición a las retenciones al campo y a otras medidas nacionales como las trabas a la exportación de carnes, medidas que dijo “son un castigo a la productividad, al empuje y al trabajo”, opinó.

//Mirá también: Cierre de exportaciones de carne: el vicegobernador de Córdoba expresó la posición de la provincia

En un acto realizado el jueves en Villa María, el gobernador cargó contra la administración nacional que encabeza Alberto Fernández y consideró que “no hay retenciones en ningún país”, dijo en declaraciones que recoge El Diario, este viernes.

//Mirá también: El consumo de carne cayó el 40 por ciento, en Córdoba

Sobre las retenciones expresó que “es un impuesto a la producción, el que más produce más paga, y si produce y pierde también tiene que pagar”, reclamó.

Schiaretti dispara: “Un mal impuesto”

“Con ese mal impuesto, los cordobeses venimos desde hace mucho tiempo financiando el fisco nacional”, señaló que “este año Córdoba le va a aportar al fisco 270 mil millones de pesos, equivalente a 6 mil kilómetros de ruta de la red primaria de la provincia, es como si la duplicáramos”, graficó.

Finalmente, opinó que “las retenciones son un castigo a la productividad, al empuje y al trabajo de los cordobeses. No queremos un tratamiento especial, sino el mismo que tienen otras economías regionales, que pagan el Impuesto a las Ganancias, no a las retenciones”, cerró.