Desde la empresa aseguraron que demandaría al menos una hora el correcto funcionamiento de las mismas. 


Trabajadores de Ersa continúan con las asambleas sorpresivas y en la tarde de este martes dos líneas quedaron fuera de servicio debido a estas medidas. En este caso son las 20 y 27. 

“Esto significa que por las próximas horas el servicio se encontrará resentido”, anticiparon desde la empresa y agregaron: “Las demás líneas circulan con normalidad por el momento”.

Ya por la mañana de este martes una medida de fuerza similar había afectado los corredores 42, 44, 50, 52, 53, 54 y B50. 

Según informó la secretaria general del gremio de choferes UTA, Carla Esteban, la medida de fuerza responde a un reclamo porque varios afiliados están “sin obra social”, entre otras razones.

Desde Ersa explicaron que “la empresa ingresó en concurso de acreedores en febrero de este año, con cesación de pago en diciembre de 2018” y que los pagos “son gestionados en el marco legal del concurso”.





Comentarios