La mujer habló en televisión para asegurar que su hijo es "inocente" y que no se presenta en la Justicia "porque no va a pagar por algo que no hizo". Acusó a la Policía. 


Raúl Orlando Márquez (36), vecino de Villa Inés, es, según la Justicia, el autor del disparo que mató al jubilado Bruno Octavio Picco (68) en General Paz, durante un asalto de motochoros.

El hombre se encuentra prófugo y es blanco de búsqueda policial. Su presunto cómplice, Claudio Miguel Oliva, sindicado por los investigadores como el conductor de la motocicleta, está preso e imputado por supuesto “homicidio en ocasión de robo”.

La madre del principal sospechoso, Marta López, habló este lunes en El Show de la Mañana para contar que su hijo “es inocente”, y que tiene pruebas de que “estaba trabajando” cuando fue el crimen.

“Mi hijo tiene, junto con su padre y su hermano, un microemprendimiento de materiales de la construcción. Él estaba repartiendo materiales cuando mataron a ese hombre“, aseveró. 

“Si mi hijo lo hubiera hecho, tendría que pagar. Porque lo que pasó es muy grave. Pero no lo hizo, así que no se va a hacer cargo“, manifestó la mujer.

Añadió que se presentó en televisión para que se conozca lo ocurrido, y que buscará a un abogado que la asesore. “Tenemos pruebas de que mi hijo estaba en otro lado”, insistió.

Consultada sobre por qué la Policía lo sindica a Márquez como el asesino, aseguró que “la comisaría sexta, en Yapeyú, es muy corrupta”, dando a entender que a su hijo le tendieron “una cama”, es decir, lo acusan de algo falso a propósito. 

“El fin de semana fue la Policía a casa de mi hijo y rompió todo lo que había”, se ofendió. 

Sobre el detenido (Oliva), la mujer dijo que su hijo “lo conoce, porque son del barrio”, pero que no tienen relación. 

También reconoció que su hijo “estuvo detenido” en ocasiones anteriores, pero que fue “por cosas menores, como no llevar el documento”

Picco, jubilado bancario, fue ejecutado en plena luz del día por un delincuente que le robó 15 mil pesos que acababa de sacar de un cajero.

El hijo del jubilado asesinado.






Comentarios