Ocurre en la localidad cordobesa de Pilar y el candidato en cuestión es Diego Bechis, quien está arrestado pero sin condena firme. La ley no le impide postularse. ¿Por qué?


En un hecho que parece extraído de una comedia televisiva, pero que es real y muy frecuente en nuestro país, un exintendente de un pueblo de Córdoba que está preso en Bouwer por delitos vinculados con su función, lanzó desde la cárcel su candidatura para volver a ocupar el cargo.

Se trata de  Diego Bechis, exintendente de Pilar quien está detenido desde hace un año y sobre el cual pesan dos prisiones preventivas por distintas causas.

En una de ellas se investiga una presunta estafa de unos 50 millones de pesos en la venta de terrenos públicos a un particular, causa que se aproxima al inicio del juicio oral.

El intendente de Pilar, Diego Bechis, cuando fue detenido por orden judicial.

En la otra, por la venta supuestamente irregular de un plan de viviendas en Pilar, donde también están imputados parte de su gabinete.

Sin embargo, Bechis, quiere ser intendente de nuevo, y lanzó su campaña a pesar de estar en la cárcel y aún sin haberse desarrollado los juicios contra él.

Esto es lo que precisamente no le impide ser candidato, ya que de acuerdo a lo manifestado por autoridades de la Justicia Electoral, mientras no haya condena firme, puede llevar a cabo esta acción.

Lo aún más insólito que podría ocurrirle a esta historia es que resulte electo y no pueda asumir, en el caso de que sea encontrado culpable en juicio y tenga que continuar preso.

Diego Bechis.

Cómo haría la campaña. De acuerdo con lo publicado este viernes por La Voz, el apoderado del partido de Bechis (Movimiento de Acción por Pilar), el abogado Pablo Olmos, dijo que una vez que estén elaboradas las actas partidarias se presentarán con esos documentos ante las autoridades del servicio penitenciario, para solicitarles algunos permisos para que su cliente pueda, desde el penal, llevar adelante su campaña electoral.

Olmos dijo que pretenden que Bechis tenga acceso a Internet y también pueda recibir a la prensa. Se mostró optimista respecto de una posible liberación.

Sin embargo, desde la Justicia aseguraron a ese medio que no hay ninguna posibilidad de que se le otorgue la libertad, algo que sin duda complicaría su campaña para ser intendente y ni hablar de su gestión.






Comentarios