Este viernes presentan al DT. Del cuerpo técnico anterior enviaron telegramas de despido.


Año nuevo, técnico nuevo para Instituto. Con Diego Cagna como nuevo entrenador, más allá de que Darío Franco todavía no se desvinculó del club de Alta Córdoba y en las últimas horas endureció su postura.

Es que Hernán, hermano del entrenador, y Beto Gómez, el otro ayudante de campo, habrían enviado telegramas de despido. Lo que agraba la situación, ya que Instituto no puede generar deuda por estar en convocatoria de acreedores.

Franco pretenden cobrar la mayor parte de su contrato, que vence en junio de 2019, y cuenta con el aval de la Asociación Argentina de Técnicos, por lo que Instituto no podrá poner en funciones al nuevo DT hasta solucionar este conflicto. 

“El acuerdo está lejos aún”, expresó días atrás Hernán Paserini, abogado de Franco.

Gastón Defagot, presidente del club de Alta Córdoba, sin efectuar declaraciones públicas dio a entender a este medio que se focalizará en la nueva etapa que inicia Cagna.

Tendrá a su cargo las presentación ante el plantel este viernes a las 17 en La Agustina. Un plantel con las mismas caras que terminaron el 2018, ya que no se produjeron incorporaciones.

Cagna pretende un arquero, un lateral derecho (por la lesión de Franco Flores) y un zaguero. 

La gran expetativa está puesta en la continuidad de Pablo Vegetti, el goleador de la B Nacional que es codiciado por otros equipos, de Primera División y del exterior.






Comentarios