Sigue la polémica luego de la difusión de un video de gendarmes exigiendo documentos a los usuarios de un colectivo de transporte público.


La viralización de un video de gendarmes exigiendo documentos a usuarios del transporte público sigue generando polémica.

Mientras el secretario de Seguridad de la Provincia, Alfonso Mosquera, defendió los controles y aseveró que continuarán, la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba sostiene que se trata de una “militarización” de los barrios y de sectores vulnerables.

“No es más que un nuevo pretexto que pretende acompañar con represión social las medidas de ajuste del Gobierno Nacional, por otro lado hacer uso electoral con un problema tan sensible y dejar sin resolver los problemas de fondo que vive el pueblo argentino”, expresaron.

“Lo llamativo es que tanto esta fuerza de seguridad como el resto de las fuerzas que se presentan actuando de manera coordinada deben hacerlo bajo estricto cumplimiento de los protocolos y reglamentos de la fuerza provincial que tiene la jurisdicción legal, sin las cuales no pueden operar”, añadieron en un comunicado en redes sociales.

“Este tipo de operativos lejos de resolver la problemática de seguridad, la agravan además de invisibilizar a los verdaderos responsables del crimen organizado“, remataron.






Comentarios