En el inicio de la estación de las flores, de la alegría y el amor, Instituto terminó su fiesta del 21 de setiembre derrotando 4-3 a Defensores de Belgrano en Alta Córdoba.


En una noche primaveral, como un estudiante en su dia, los más de diez mil hinchas de Instituto terminaron festejando una gran victoria. En un partido muy entretenido, con muchas emociones, le ganaron 4-3 a Defensores de Belgrano en el estadio Juan Domingo Perón de Alta Córdoba. Pablo Vegetti, en dos oportunidades, Facundo Affranchino y Emiliano Endrizzi marcaron para los albirrojos. Ezequiel Aguirre, dos veces y Gustavo Fernández los goles de los rojinegros.

Cuando se estaban acomodando en la cancha, sorprendió Defensores de Belgrano. A los 8 minutos de juego, en una carrera de más de 40 metros, sin que se le cruce nadie, Ezequiel Aguirre metió un derechazo que se le coló al Julio Chiarini en el primer tiro a su arco desde su regreso a Alta Córdoba. Ganaba el visitante y parecía que la historia volvía a repetirse.

Pero los más de diez mil hinchas de Instituto, con su aliento, querían cambiar las cosas. Desde adentro de la cancha, el equipo siguió apostando al buen juego y a tratar de empatar con sus armas. El desahogo del empate llegó a los 22, con el cabezazo de Facundo Affranchino después de un córner.

Por la misma vía, llegó el segundo. Pero esta vez fue Pablo Vegetti el que hizo delirar a los albirrojos para el 2-1. Iban 25 y le Gloria daba muestras de carácter dando vuelta las cosas. Y la sensación, desde afuera, era que el tercero llegaría en cualquier momento.

Primero lo tuvo Braida pero se lo atajó el arquero Velazco, de Defensores de Belgrano. Luego, a los 31, Vegetti se tragó el festejo luego de una contra terminada por Endrizzi. La pelota se fue al córner y, desde allí el Chavito la mandó a guardar de derecha. Era 3-1 y la fiesta era completa.

Luego de ese tanto, los muchachos dirigidos por Darío Franco levantaron el pie del acelerador y, a pesar de algún sofocón al final del primer tiempo, conservaban tranquilos la diferencia.

En el complemento, los piolines estuvieron cerca de moverse a los 7, con un centro de Braida que Vegetti cabeceó desviado. Un par de minutos después, Braida desparramó defensores por izquierda y habilitó a Vella que no metió el gol porque lo taparon justo.

Sin liquidarlo del todo, llegó el descuento para ponerle un poco de suspenso al partido. En una contra que arrancó por una pelota perdida por Navarro en área rival, Ezequiel Aguirre volvió a correr mucha distancia y, con otro zapatazo, puso el 3-2. Luego de esa jugada, el ex volante de Talleres se fue lesionado.

La respiración de los miles de hinchas de Instituto recuperó su normalidad cuando, a los 30, Vegetti transformó en gol un penal luego de una falta que le hicieran a él mismo.

Pero, el suspenso volvió a llegar al final con el descuento de Fernández. El partido terminó 4-3 y, lo que parecía un inicio de primavera tranquilo, tuvo algunos nubarrones que se disiparon cuando terminó el partido y se soltó el festejo del final.






Comentarios