La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo participó, junto a Sonia Torres, de la inauguración de la Sala de Identidad en La Perla.


La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, dijo que el acto realizado este jueves en el ex centro clandestino de detención (CCD) de La Perla “es un triunfo de la lucha de un pueblo” para “que no se pierda la memoria”.

“Hay recordar a los desaparecidos, visibilizarlos. No están caminando entre nosotros, no los dejaron envejecer… pero no se han ido, los llevamos en el corazón las madres, los familiares y creo que están sonriendo”, expresó Carlotto en el acto de este mediodía.

A dos días del 42º aniversario del comienzo de la dictadura, Carlotto sostuvo que “esta destrucción de la memoria y de la vida de quien no pensaba igual no tuvo éxito, el pueblo es soberano y todavía hay que luchar mucho y sobre todo combatir aquello que en estos tiempos y con este gobierno quieren cerrarnos, la memoria”.

“Pienso en mi hija Laura, ustedes saben que encontramos a mi nieto y lo estoy disfrutando, y ella desde alguna estrellita también”, declaró.

“Estamos ganando espacio, ganando la memoria y ganando contar la historia verdadera”, añadió la titular de Abuelas en La Perla, que fue el mayor campo de concentración del terrorismo de Estado en Córdoba y uno de los tres del país, junto a Campo de Mayo y la ESMA.

La referente de la lucha por la recuperación de nietos desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar que se inició el 24 de marzo de 1976, reiteró además el “rechazo total al pedido de excarcelación” del condenado genocida Alfredo Astiz.

“La indignación, porque ya se había hablado cuando (Miguel) Etchecolatz y otros pedían la cárcel domiciliaria o la libertad: que no es posible a genocidas, porque las leyes internacionales no permiten que tengan ningún beneficio cuando hay un delito de lesa humanidad, así que vamos a combatir”.

Junto a Sonia Torres, referente de Abuelas en Córdoba, Carlotto participó de la inauguración de la Sala de Identidad en La Perla, un recinto que permite recorrer una galería fotográfica y obras artísticas que grafican lo que pasó en el predio.

“Todos los días nos levantamos pensando que ese día será”, dijo a su vez Torres, que sigue en la búsqueda de su nieto desaparecido, el hijo de su hija Silvina y Daniel Orozco -ambos desaparecidos- que, según testigos, nació el 14 de junio de 1976. “Buscamos desde el amor”, explicó.

Conmovida, Carlotto contó que ésta fue la segunda vez que fue a La Perla y explicó el sentido de actos como el de este jueves 22 de marzo.

“Es un triunfo de la lucha de un pueblo. Todos ustedes, todos nosotros, hemos contribuido a que no se pierda la memoria y constituir un lugar donde venir, traer las escuelas, enseñar a los chicos sin horrores, sin cosas siniestras, sino diciendo que acá pasó lo que no debe volver a pasar”, expresó.




Comentarios