Para demostrar que no se rompe, mandaron el reloj al espacio



Para mostrar la indestructibilidad de su nuevo modelo de reloj, la electrónica Casio lo expuso al extremo frío y vacío del espacio. 

La empresa japonesa Casio decidió exponer el nuevo modelo de reloj GPW-2000, de la serie GravityMaster, a la prueba más extrema. El objeto sobrevivió más de una hora al vacío e interminable frío del espacio, además de soportar una caída libre de 65 km/h durante 123 metros.

Concretamente, el reloj estuvo 1 hora y 22 minutos en el espacio, alcanzando una altura de 44.1 kilómetros sobre la Tierra, expuesto a temperaturas de menos 58 grados, soportando fuerzas G de aplastamiento de 3.63 g y presión de aire de 0.00146 bar.

Al regresar a la Tierra, el GPW-2000 sobrevivió a una caída libre de 65 km/h durante 123 metros.

La tecnología en la muñeca

» El modelo GPW-2000 es Tough Solar.

» Cuenta con resistencia Triple G que soporta impactos, vibraciones y fuerzas gravitacionales.

» Tiene una tecnología que emplea el primer sistema de sincronización en tiempo real en el mundo.

» Actualiza sus datos internos a las zonas en las que se encuentre, así como a los horarios de verano. 

» Está  inspirado en la aviación.

» Tiene una correa con fibra de carbono que evita que se aflojen las partes del reloj por las fuertes vibraciones.

» El dial está diseñado evocando la imagen de los indicadores de la cabina de un avión.

» Tiene una función de registro de vuelo que reconoce los datos de ubicación y hora.