Al igual que en la vida, la comunicación en el ámbito laboral es esencial. Claves para crear un ambiente productivo y feliz en el trabajo. 


La última medición anual de la consultora Gallup registra que el 63 por ciento de los trabajadores no está comprometido con su organización y que un 24 por ciento es infeliz. Las frías estadísticas sólo reflejan lo que mucho se sabe: el descontento de un alto porcentaje de empleados en relación con sus lugares de trabajo.

Sin embargo, no todos los empleadores hacen caso omiso a esos números. Por el contrario, la tendencia está encaminada en crear soluciones para revertir esa situación. De hecho, el interés por el bienestar de los trabajadores es una preocupación que viene en aumento.

En ese sentido, Natalia Cascardo, directora de Recursos Humanos de Apex América, aseguró que contar con un clima que favorezca el desarrollo y bienestar es hoy la máxima premisa para tener un equipo motivado. Y para generar esas condiciones, la comunicación en el ámbito laboral es esencial.

Consultada por Día a Día sobre la importancia de esa acción, la especialista aseguró que se escucha para construir con el otro, para que el otro tenga voz dentro de lo que se va a hacer.

“En función de lo que la persona dice en una instancia más masiva, se toma esa sugerencia para ver si es viable o no. Y en el uno a uno, cuando escucho, le doy al otro la posibilidad de participar en un plan de trabajo o involucrarlo en nuevos proyectos”, detalló la directiva.

Entonces, ¿por qué la cifra de los colaboradores que no son felices en su trabajo sigue siendo negativa? Para Cascardo, lo que no funciona es que a veces no convocan a la persona desde su creatividad, desde lo que puede aportar.

“Hay que entender que el colaborador tiene una voz protagonista en su hacer diario. Y a veces fallan en que la persona no conoce el sentido de su trabajo. Cuando lo encuentra, puede disfrutar mucho más”, agregó.

Cómo crear un ambiente productivo y feliz

» Es positivo que la persona tenga claro qué se espera de ella y cuál su misión en la organización. Eso le otorga el sentido al hacer, y la gente lo puede disfrutar y valorar.

» La participación es fundamental. Cuando un trabajador participa, asume un compromiso diferente y siente que aporta.

» No se puede evadir la cercanía. Las conversaciones entre líder y colaborador son clave. No sólo para saber cómo se está en el ámbito de los objetivos sino también poder traer la subjetividad del colaborador a la organización.

» Sentir que el empleado puede dar algo más a una causa solidaria, a una idea de innovación, acompañar a otro en el desarrollo. Tener el espacio para desarrollarse no sólo profesional sino personalmente.

» El reconocimiento es algo que la persona valora un montón, no sólo monetariamente sino que una idea tenga su nombre, que el jefe lo mencione en una reunión. Y no sólo reconocimiento jerárquico, sino de compañeros y demás miembros de la organización.

Trascendencia

Cuando la gente siente que está aportando a un proyecto, que su actividad tiene importancia, le da sentido a lo que está haciendo.





Comentarios