La Justicia sigue avanzando en la investigación por el asesinato de Valentino Blas Correas, el adolescente de 17 años que recibió una bala policial el pasado 6 de agosto en el sur de la ciudad de Córdoba.

En ese sentido, el fiscal que investiga el caso, José Mana, dictó la prisión preventiva para los cinco principales involucrados en el homicidio.  Se trata de cuatro oficiales que se encontraban en el control y el jefe de ellos.

Tienen tienen prisión preventiva los cabo Lucas Damián Gómez y Javier Catriel Alarcón, ambos autores de los disparos e imputados de homicidio calificado agravado por el uso de arma de fuego y por la condición de uniformados.

Las oficiales ayudante Yamila Martínez, por encubrimiento agravado y la agente Wanda Esquivel, por omisión de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado. Amabas continuarán con el arresto domiciliario por tener a cargo hijos de corta edad.

Además para el subcomisario Sergio González quien era el responsable de los agentes, por omisión de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado.

La resolución de Mana tiene unas 140 páginas y contiene un profuso caudal probatorio, entre medio centenar de testimonios y gran cantidad de informes periciales de la Policía Judicial.