Más de 40 jóvenes arribaron hoy a la ciudad, provenientes de Buenos Aires, a bordo de un tren donde diseñaron y crearon videojuegos.


Una noche estrellada fue el paisaje en movimiento que acompañó hasta el amanecer a diseñadores de juego, a diseñadores visuales, músicos, ilustradores y actores de voz que, formados en equipo, crearon ocho videojuegos con la inspiración de un único sonido como consigna: el de un tren en movimiento.

Ayer, el punto de encuentro fue la estación porteña de Retiro, donde los representantes de la Fundación Argentina de Videojuegos (Fundav), encargada de la organización con la colaboración de Trenes Argentinos, ultimaron los detalles para iniciar la travesía creativa sobre rieles que duró más de 18 horas. Mates, enchufes y siete computadoras portátiles fueron los aliados de las chicas y los chicos que primero pensaron una idea y después la plasmaron en la pantalla, a bordo de un vagón exclusivo para gamers y que fue el único de la formación que se mantuvo iluminado durante toda la noche.

Por la mañana, los pasajeros de los otros vagones se acercaron a preguntar qué estaban haciendo los chicos con las computadoras, en un clima de cordialidad y curiosidad.

A esa altura, los equipos ya le estaban pidiendo a sus compañeros de otros grupos que prueben y den sus opiniones sobre los juegos que crearon en tiempo récord: desde carrera de trenes hasta mecánicas de estrategia y diseño en 3D, a los que le agregaron música y la participación de una actriz de voz. Las risas siempre estuvieron presentes, como los momentos en que los jóvenes hablaron sobre el crecimiento de la industria de desarrollo de videojuegos en Argentina.

La idea de la Jam, como se denomina a este tipo de eventos, es resolver una consigna durante un período corto de tiempo que por su carácter intensivo permita al mismo tiempo improvisar, explicó a Télam Facundo Mounes, presidente de Fundav, que también participó con la creación de un juego.

La Train Jam refleja un modelo que se viene llevando a cabo exitosamente en Estados Unidos, tres días antes del inicio de la Game Developer’s Conference en San Francisco, el evento de desarrollo de videojuegos con más prestigio del mundo.



Comentarios