Martín Barbará anticipa que la familia Musse demandará al Gobierno de Córdoba, por no permitir al padre abrazar a su hija, en su final.


El caso de Solange sigue conmoviendo al país y en breve podría tomar estado judicial, según anticipó el abogado de Pablo Musse, el padre al que no le permitieron llegar a Córdoba, para abrazar a su hija, que murió el viernes.

Entre el dolor máximo y la indignación por lo ocurrido, la familia evalúa en las próximas horas una presentación en la Justicia contra el Gobierno de Córdoba, de acuerdo a lo expresado por el abogado Marti Barbará que consideró: “es una demanda natural, en principio atento a la conducta antijurídica explicitada por la Provincia”, dijo en declaraciones a Canal 10.

En tal sentido, el representante del padre argumentó que la prohibición de ingresar a la provincia fue “una conducta antijurídica cuando no está justificada y en este caso no se justifica ni desde el punto de vista moral ni tampoco fue consistente con el ordenamiento jurídico: no es cierto que estaban cumpliendo la ley”, comentó.

Seguidamente, opinó que las autoridades provinciales “deberían haberlo acompañado hasta Alta Gracia y permitir que se concretar ese derecho humano elemental como poder asistir a su hija enferma sus últimos días”, concluyó.

Por su parte, Pablo Musse calificó de “injustificable” la prohibición que les impidió encontrarse padre e hija, en tan crítica situación: “no pueden justificar la hijaputez y estupidez que hicieron. Tendrán vergüenza… no sé. No me llamó nadie a nivel nacional, ni provincial”. disparó en diálogo con Cadena 3, este lunes.

“Cuando ella se enteró que no pude entrar el domingo, la devastó. Era un ser tan dulce, hermoso y tímido”, dijo con dolor.




Comentarios