"Comprendemos los reclamos, la indignación y el hartazgo de los vecinos", remarcó Alfonso Mosquera.


Una creciente ola de inseguridad y de hechos violentos se vive en los últimos días en la ciudad de Córdoba y todo el territorio provincial. Como consecuencia, se multiplicaron las manifestaciones de vecinos pidiendo mayor presencia policial.

En este sentido el que salió a hablar de este tema fue el ministro de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera. “Todos quienes tenemos a cargo responsabilidades en gestión de seguridad vivimos este momento con profunda preocupación“, indicó a El Doce el funcionario.

“Córdoba no está exento de un verdadero flagelo que por reiterativo no deja de ser cierto que preocupa profundamente a las familias cordobesas y a nosotros como funcionarios particularmente. Nunca vamos a tener una actitud de resignación, seguiremos trabajando”, remarcó Mosquera.

La sensación que se generó en el último tiempo es que los hechos delictivos y violentos recrudecieron durante la cuarentena por la pandemia de coronavirus. “Es indistinto si es un resurgimiento en los valores prepandémicos. Lo cierto es que hay una actividad delictiva que se ha esparcido como una mancha de aceite en el territorio nacional y hay que trabajar para mitigarla”, explicó el ministro.

“Nosotros tratamos de hacer prevención en toda la ciudad y todo el territorio provincial. A los vecinos, que estamos a su lado que conocemos la problemática y trabajamos a destajo para mitigarla. Comprendemos los reclamos, el hartazgo y la indignación de los vecinos”, concluyó Mosquera. 




Comentarios