Desde Curitiba, destacó lo cómodo que se sintió en Córdoba. Un refuerzo que llegó y se puso la camiseta.


Llegó como refuerzo en enero 2020 y a los dos días debutó en Talleres contra Boca, que en definitiva sería el campeón de la Superliga.

Guilherme Parede, el brasileño que en un puñado de partidos se ganó el puesto y el reconocimiento del público Albiazul, transita esta etapa de la cuarentena por coronavirus en Curitiba, junto a su familia.




Comentarios