Con esta iniciativa se intenta garantizar el acceso a los servicios esenciales de salud, protección de la embarazada y su bebé, y protección de la violencia, en el contexto de cuarentena.


La Provincia puso en marcha desde este jueves el programa de Salud Integral de la Mujer (SIM). Tiene como objetivo garantizar a las cordobesas el acceso a la salud en tiempos de pandemia. El programa es articulado de manera conjunta entre los ministerios de la Mujer y de Salud.

Para dar respuesta a las diferentes problemáticas que atraviesan las mujeres durante el aislamiento obligatorio, la iniciativa propone ampliar el acceso a métodos anticonceptivos y de contracepción de emergencia, controles y seguimiento de embarazo, chequeos para prevenir y tratar el cáncer de mama y de cuello de útero, prevención y asistencia de las adicciones, y prevención y asistencia a la violencia por razones de género.

En la presentación, Juan Schiaretti, indicó que “los números están mostrando que el temor a la pandemia hace que las mujeres estén yendo menos a los centros sanitarios”.

El 66% de las mujeres de Córdoba no están acudiendo a centros sanitarios por miedo al contagio al Covid-19, según datos del Ministerio de Salud.

En ese sentido, se dispuso que a través de la línea gratuita 0800 888 9898 del Ministerio de la Mujer, y de la línea de WhatsApp 3518141400 se receptarán la necesidad de anticonceptivos y se hará la derivación al primer nivel de atención en salud para la provisión de la medicación y seguimiento. Complementando la atención médica debida, las líneas telefónicas también se pueden utilizar para el pedido y la entrega del KIT de profilaxis post-exposición a víctimas de abuso sexual.

Asimismo, la activación del SIM ratifica el programa de “Protección de la embarazada y su bebé” que se realiza con el objetivo de facilitar la detección temprana del embarazo y control prenatal completo en clínicas privadas y públicas.

Detección y tratamiento del cáncer El SIM propone activar circuitos de salud de las mujeres en Hospitales Provinciales y con turnos protegidos para realizarse papanicolau, colposcopia, ecografía mamaria y mamografía. 

En cuanto a la prevención de la violencia, el Plan de Emergencia implementado desde el ministerio de la Mujer se sumará el SIM. De esta manera, se propiciará la detección de indicadores de violencia de género al personal de atención primaria de la salud; se activarán Protocolos de Actuación ante situaciones de violencia de género en el sistema de salud público. Y en todos los casos, se hará una derivación protegida al Polo Integral de la Mujer tanto para las mujeres como para las profesionales.




Comentarios