Así lo señaló la delegada del gremio en Córdoba, tras una reunión con funcionarios. Este viernes los recibe Llaryora.


La movilización de UTA, con unos 500 manifestantes en plena cuarentena por el coronavirus, encontró el efecto esperado porque desde la Municipalidad de Córdoba intimarán a las empresas para el pago de sueldos atrasados.

Así lo dio a conocer Carla Esteban, delegada de UTA en Córdoba, tras la reunión de este jueves por la noche con Marcelo Mansilla, de la Secretaría de Movilidad Urbana municipal.

En el marco de un paro que lleva 14 días, los choferes querían que los reciba el intendente Martín Llaryora, lo que ocurrirá este viernes. Pero se llevaron el compromiso de que el Ejecutivo Municipal intimará a las empresas para que abonen los sueldos.

“Tienen hasta el mediodía para pagar. Hoy mis compañeros han percibido en algunos pocos casos el 50 por ciento del salario de abril y no tenemos novedades de que vayan a terminar de pagarles los sueldos correspondientes a un mes entero trabajado”, apuntó la delegada.

“Además, el viernes se vence el vale de mayo, y tampoco tenemos precisiones de cuándo ni cómo lo abonarán”, añadió.

Desde el municipio, Miguel Siciliano, Secretario de Gobierno, planteó que entienden el reclamo, pero cuestionó la movilización. “Lo primero que hay que preservar es la salud y con las marchas ponen en riesgo la pública”, planteó en referencia a la cuarentena. Por tal motivo, fueron imputados choferes y delegados.




Comentarios