En medio de la pandemia por coronavirus, en Córdoba comenzó la campaña de vacunación antigripal destinada a niñas, niños y adolescentes dependientes de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) que permanecen en algunas instituciones privados de su libertad.

Según indicó la subdirectora de Prestaciones de Salud de Senaf, Elena Domínguez, el objetivo de la campaña es vacunar a la totalidad de la población que reside en los dispositivos de cuidado de SeNAF y a los trabajadores que participan en la protección integral de derechos de las niñas, niños y adolescentes en las instituciones.

"Entendemos la importancia de esta vacunación para poder seguir trabajando en los derechos de nuestros jóvenes y en el derecho a la salud de la gente que trabaja conjuntamente", indicó Elena. Con esta medida buscan que la circulación de las niñas, niños y jóvenes sea la menor posible en los vacunatorios, hospitales y centros de salud.

La campaña inició el lunes pasado con la vacunación de los y las jóvenes en conflicto con la ley penal; módulo por módulo se vacunó a cada uno de los adolescentes. 140 jóvenes alojados en los centros socioeducativos del Complejo Esperanza y del Centro Socioeducativo para Mujeres Adolescentes (CESAM), recibieron su dosis antigripal cubriéndose la totalidad de esta población que cumple medidas socioeductivas en contextos de encierro.

Si bien se vacunó fundamentalmente a los y las jóvenes, se avanzó en la vacunación de agentes y equipos técnicos que trabajan en los centros socioeducativos. Progresivamente la campaña de vacunación llegará a toda la población adulta que trabaja en el Complejo.