Ocurrió en Córdoba, el cliente aprovechó la distracción y se llevó el envase.


Pidió limón y menta granizada y cuando se distrajeron los empleados, aprovechó para robarse el pote de alcohol en gel que estaba en el mostrador.

Ocurrió ayer en una heladería de Córdoba y el autor de este hecho fue debidamente registrado por la cámara de seguridad, donde quedó inmortalizada su fechoría, cuando escondió el alcohol en su campera, aprovechando que los empleados dejaron de mirarlo para cumplir con sus labores.

Esto fue en un local de la marca Grido, en avenida Fuerza Aérea de esta ciudad y el hombre no ha sido identificado.

Por estos días, el alcohol en gel se ha vuelto un artículo de primera necesidad y es complicado de conseguir.




Comentarios