Si el estonio suma 2 puntos más que Ogier en la próxima (España), se asegurará el título. Kalle Rovanpera (19 años) se consagró en WRC2 Pro.


Madura la primera corona en el Campeonato Mundial de Rally (WRC) para Ott Tanak. El piloto del equipo Toyota Gazoo Racing ganó en Gales, la antepenúltima del año; y si en la próxima fecha, suma 2 puntos más que el francés Sebastien Ogier, se asegurará el título.

Tanak y el Toyota Yaris WRC. El estonio es el más firme candidato al título.

Fue la sexta victoria de la temporada para el estonio, que antes había ganado en Suecia, Chile, Portugal, Finlandia y Alemania. A la vez, fue el quinto triunfo en los últimos siete eventos de la serie.

Para Tanak, es la primera vez que gana en Gran Bretaña.

En la clasificación final, Tanak, navegado por su compatriota Martin Jarveoja, aventajó por 10s9 a Thierry Neuville (Hyundai) y por 23s8 a Sebastien Ogier (Citroën), sus únicos rivales con chances matemáticas de disputarle el cetro.

La dupla belga Thierry Neuville-Nicolas Gilsoul (Hyundai).

Con estos resultados, Tanak tiene ahora un margen de 28 puntos sobre Ogier y de 41 sobre Neuville, a falta de las dos últimas citas: Cataluña, España, del 24 al 27 de octubre; y Australia, del 13 al 17 de noviembre. En total, quedan por repartirse 60 unidades.

Ogier, acompañado por Julien Ingrassia en el Citroën C3 WRC.

En la cuarta posición, finalizó el mejor local, Kris Meeke (Toyota), mientras que el también británico Elfyn Evans, justamente oriundo de Gales, cerró el grupo de los cinco primeros. Más atrás, se ubicaron Andreas Mikkelsen (Hyundai), el sueco Pontus Tidemand (Ford) y el norirlandés Craig Breen (Hyundai).

Elfyn Evans, navegado por Scott Martin, en el Ford Fiesta del M-Sport World Rally Team.

En el campeonato de Constructores, Hyundai pudo mantenerse en la cima, con 340 puntos. Toyota ya está pisándole los talones; suma 332. Citroën (278) y Ford (200) completan la tabla. Recordamos que el año pasado, la corona de fabricantes quedó para Toyota.

Mientras tanto, hubo definición en dos divisiones: en el WRC2 Pro (segunda categoría, para pilotos de equipos oficiales), ganó Kalle Rovanpera (Skoda); así, el finlandés de 19 años se consagró anticipadamente como monarca. Paralelamente, el español Jan Solans, navegado por su compatriota Mauro Barreiro, del Rally Team España, venció por el Junior WRC y alcanzó el cetro.

Kalle Rovanpera y Jonne Halttunen, en el Skoda Fabia R5 Evo. Dominaron en WRC2 Pro.

Párrafo aparte para el ganador de WRC2 (segunda división, para pilotos particulares). Se trata nada más y nada menos que del noruego Petter Solberg (acompañado por el local Philip Mills en un VW Polo R5), quien quiso despedirse definitivamente de la disciplina. Solberg fue campeón mundial en 2003, con Subaru.

El español Jan Solans, apoyado por la Federación Española de Automovilismo, logró el título en el Mundial Junior.

Tres navegantes cordobeses tomaron parte del evento: Fabián Cretu, quien junto con el boliviano Marco Bulacia (Skoda) ocuparon el 16° lugar absoluto y cuarto en WRC2; José Díaz, quien con el chileno Alberto Heller (VW) llegaron en el sexto puesto dentro de la misma división; y Fernando Mussano, que fue quinto en la categoría Junior, con el paraguayo Fabrizio Zaldivar (Ford).

Petter Solberg, una leyenda del Rally Mundial, despidiéndose de la categoría.




Comentarios