"No se vende nada", se lamentó el presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba ante los permanentes cortes.


“No estamos en contra del derecho a manifestarse o reclamar; pero eso tampoco debe ni puede impedirnos trabajar“.

La frase pertenece al presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba, José Viale, quien aseveró que “no se vende nada” a raíz de los permanentes cortes que sitian los accesos al centro y otros puntos claves de la ciudad.

A la crisis que golpea al bolsillo de la gente, se le sumaron, al menos esta semana, manifestaciones de taxistas y remiseros contra Uber y un acampe de organizaciones sociales de 48 horas desde este miércoles.

“Los cortes de las protestas sociales son terribles para el comerciante“, insistió Viale en Mitre Córdoba.

“El perjuicio es inmenso”, añadió, al ser consultado sobre cómo afecta a la venta general el hecho de que la gente no pueda acceder al centro.

“No tenemos por qué pelearnos los argentinos entre nosotros, afectando la vida de los otros”, pidió Viale.

(Foto archivo)





Comentarios