La jueza de Control convalidó la hipótesis de la fiscal: Salas habría asesinado a su pareja.


A más de un año de la muerte de Carina Drigani (44), la fisioterapeuta cordobesa que fue hallada sin vida en un arroyo de Icho Cruz, se confirmó la elevación a juicio, con la hipótesis que sostuvo la fiscal Mercedes Balestrini: Hugo Antonio Salas (72) habría sido el autor del crimen de su pareja.

La jueza de Control Cristina Giordano confirmó lo actuado por la fiscal Balestrini, quien acusa a Salas de homicidio doblemente calificado por el vínculo y por violencia de género (femicidio).

La investigación de la fiscal sostiene que la víctima, quien desapareció el 3 de mato de 2016 en barrio Alto Alberdi, habría sufrido lesiones en todo su cuerpo, no en órganos vitales, sino como castigos.

Para la querella, que ejerce Carlo Nayi, Salar pretendía “ejercer dominio sobre Carina y aislarla de sus relaciones”. Salas está actualmente con prisión domiciliaria, y podría recibir perpetua.

El abogado querellante de la familia de Drigani será Carlos Nayi, quien explicó que las pericias habían detectado además “15 señales que indican castigo y sumisión, equimosis, cortes, micro y macro traumatismos que recorren todo su cuerpo. Fue castigada, torturada, sometida y finalmente fue asesinada”


En esta nota:

Femicidio


Comentarios