Se trata de unos 20.208 vehículos, según los Registros de Propiedad Automotor.


Luego de meses de retroceso, la transferencia de vehículos usados mostró una fuerte recuperación en julio y marcó la cifra de crecimiento más alta del año con 20.208 vehículos usados transferidos en la provincia.

Esto representa una suba del 12 por ciento en comparación con igual mes de 2018, según se desprende de la información preliminar que surge de los Registros de Propiedad Automotor. En tanto, si se compara con junio pasado, el alza es del 36,7%.

Y el acumulado de los siete meses del año se ubica en 114.649 frente a los 115.612 de enero-julio de 2018; es decir, una caída acumulada del 0,8%.

“Hay dos elementos que impulsaron la venta: los valores de los usados son competitivos con respecto a los precios de referencia de los 0km y la disponibilidad de financiación conveniente a través de créditos UVA, por caso la de Banco de Córdoba (Bancor) que tiene una tasa del 9,5%”, dijo Ariel Ruiz, presidente de la Cámara del Comercio Automotor de Córdoba (CCAC). En ese sentido, añadió que las líneas de financiación UVA tiene buena demanda.

Respecto de los resultados acumulados, Ruiz comentó que el fuerte crecimiento observado en julio permitió reducir la caída; pero advirtió que del total de las operaciones sólo un tercio se realiza en comercios formales. “La fuerte presión impositiva y los elevados costos operativos licuan la rentabilidad, dificultando el mantenimiento de los negocios”, remarcó.

A nivel nacional se realizaron 166.392 transferencias, frente a las 153.775 de julio de 2018.





Comentarios