El equipo Albirrojo cayó en La Banda 89-81 y está obligado a ganar el sábado en el Sandrín para estirar la serie.


Contras las cuerdas quedó Instituto en su primera vez jugando los playoffs de la Liga Nacional de básquet.

La Gloria perdió ante Olímpico en La Banda por 89 a 81, está abajo 0-2 en la serie y quedó obligado a ganar el sábado, en su Ángel Sandrín, para estirar la definición.

Al equipo de Ariel Rearte no le alcanzó con los 26 puntos de Rodney Green y los 20 tantos de Darren Phillip.

Sin John DeGroat, su goleador del primer juego de la serie (con fiebre), los Albirrojos salieron a sorprender con un interno (Sam Clancy) y cuatro externos: Gastón Whelan, Pablo Bertone, Green y Miguel Gerlero.

Pero el local se hizo dueño del tanteador apoyado en su destacada defensa.

Además, Olímpico aprovechó las chances que le dio Instituto para correr y alargó la diferencia a 13: 24-11 a dos del final.

El equipo de Alta Córdoba ajustó la marca y respondió con un parcial de 8-0, de la mano de Diego Corciari, cerrando el primer cuarto para terminar abajo 19-24.

El elenco de La Banda mantuvo el mando en el segundo segmento apoyado en el buen ingreso de Kyle Lamonte. Aunque, también viniendo desde el banco, Darren Phillip se hizo dueño del ataque de la Gloria, que pasó al frente 34-33 con cuatro minutos por jugar.

Y esperado por todo Alta Córdoba apareció Green (12 en el primer tiempo, el doble que los 6 anotados en el primer juego) para irse al descanso ganando 44-41.

El tercer período fue palo a palo. Se impuso la defensa de los dos equipos, y el partido se hizo ordinario, con muchos errores de ambos lados.

Al elenco de Rearte le alcanzó para seguir al frente 58-56.

En el último cuarto, como en el primer juego, apareció con toda su jerarquía y experiencia el base Maxi Stanic y el local empezó a inclinar la balanza a su favor.

La Gloria estuvo cerca de meter el zarpazo, con Green y Phillip, pero Olímpico nunca se descuidó y viene a Córdoba con la ventaja y la posibilidad de sacar pasaje a las semifinales de la Conferencia Norte.




Comentarios