La mujer, querellante en juicios por asesinatos de lesa humanidad, fue víctima "de un crimen más bien de tipo doméstico que algo por encargo", sostuvo Claudia Palacios. A la misma hipótesis se inclinarían los organismos.


La fiscal Claudia Palacios, a cargo de la investigación por el asesinato de Elsa Sosa de Fagetti, cometido el viernes en una casa de barrio Residencial Vélez Sársfield de la ciudad de Córdoba, dijo que el crimen “está alejado de todo lo relacionado con los delitos de lesa humanidad“, y apuntó a una cuestión de instancia privada.

“Hasta ahora, los elementos que tenemos es un crimen más bien de tipo doméstico que algo por encargo por su carácter de testigo y querellante”, manifestó en Cadena3.

 “Descartamos un robo y nos estaríamos acercando a una hipótesis de instancia privada“, sostuvo.

Por el homicidio de Sosa fue arrestado esta mañana un albañil de 40 años, con domicilio en barrio Estación Flores, quien quedó imputado por presunto “homicidio criminis causae”, que implica que asesinó para ocultar otro delito (en ese caso, según la fiscal, un intento de abuso sexual).

Fuentes de la Dirección General de Investigaciones Criminales confiaron que las cámaras de seguridad detectaron al sospechoso cuando salía de la casa de la víctima en la tarde del viernes en su motocicleta. Al parecer, se conocían desde hace un tiempo y el hombre hacía arreglos en la casa de Sosa.

De todas maneras, la investigación se maneja con cautela y probablemente con el correr de la semana haya novedades.

El cuerpo de la mujer fue encontrado por su hija en la noche del viernes en una vivienda de calle Pastor Taboada al 900, en el sur de la Capital. Al parecer, había sido estrangulada y tenía un golpe en la cabeza.

Larga militancia. Sosa era esposa de Aldo Fagetti, militante de la Juventud Peronista y Montoneros, quien trabajaba como empleado de Rentas en San Rafael y fue secuestrado el 25 de febrero de 1976.

Por su desaparición, Sosa no sólo era testigo sino además querellante en uno de los juicios por crímenes de lesa humanidad más importantes del país en número de casos y genocidas acusados.

El caso de Fagetti es emblemático, ya que en 2007 motivó que el juez Federal de Mendoza Héctor Acosta pidiera la detención de la expresidenta Isabel Martínez de Perón, radicada en España.

HIJOS. El asesinato generó dudas y suspicacias en los organismos de Derechos Humanos de todo el país, al punto de que algunos de ellos viajaron desde Mendoza para interiorizarse de la investigación.

Sin embargo, según la propia familia de Elsa Sosa y los miembros de HIJOS Córdoba, no habría en principio elementos que vinculen el crimen de la mujer con su férrea lucha por la memoria histórica.

 






Comentarios