Por Gabriela Martín. Desde hace un tiempo, las marcas proponen nuevas acciones para lograr la fidelización de sus clientes. Descuentos, eventos con DJs y oferta gastronómica, entre las elegidas.


El mundo está en permanente evolución. Todo cambia y se transforma. En ese proceso, nada ni nadie quiere quedar fuera del sistema. Desde hace un tiempo a esta parte, las marcas han concentrado su esfuerzo en “mostrar” sus productos de una manera diferente a las vías tradicionales.

A las ya establecidas promociones o descuentos, ahora se les suma la posibilidad de una invitación para que los clientes puedan pasar un momento grato, disfrutando de buena música, tragos y una delicada propuesta gastronómica.

“En un mundo en el que todo se muestra a través de imágenes en redes sociales, la intención es que quienes se acercan al local puedan tocar el producto, valorar su calidad”.

Día Anabella Rao, licenciada en administración, asesora en imagen y personal branding, especializada en comunicación y marketing de moda.

Paula Martínez, periodista, economista y autora del sitio web Mi presupuesto familiar, agrega: “En mercados cada vez más complejos, en los cuales proliferan las ofertas por Internet, diferenciarse es una de las claves del marketing para poder llegar a los consumidores. En el mundo digital es más relevante aún una de las ‘máximas’ de los vendedores: primero mostrar el valor del producto o servicio y después, recién, el precio”.

En la web la competencia es infinita, las barreras físicas se rompen. Cada uno de nosotros puede comprar un artículo o contratar un servicio desde cualquier lugar del mundo y recibirlo a domicilio. Esta es una de las razones por la que las distintas marcas buscan diferenciarse del resto, sin importar sin son líderes en su rubro o pequeños emprendedores que recién están comenzando su camino.

“Las acciones de fidelización como presentaciones o eventos exclusivos en los locales son una herramienta muy potente y pueden complementar otras que se realicen en las redes sociales para generar comunidad. Si una marca entabla una relación con su público, cuando estas personas necesiten un producto o un servicio, en medio de toda la amplia oferta disponible, van a tender a elegir a esa marca porque le tienen confianza. Por eso las empresas se enfocan en estas acciones de fidelización”, dice Martínez.

Y sigue: “De la misma manera, las marcas pueden usar esta relación para ‘generar’ necesidades en sus potenciales clientes: por ejemplo, un negocio de ropa, de comida, una librería, entre otras. Es otra versión de ‘probar’ algo antes de comprarlo”.

La modalidad es muy utilizada en lugares como ferias, showrooms o grandes centros comerciales. Pero en los casos de eventos especiales, en general, siempre hay una relación de confianza, un conocimiento previo, que permite que estas acciones sean todavía más efectivas.


En esta nota:

Sociedad Ocio


Comentarios