La Justicia ordenó la captura del padre del actual presidente del Club Sportivo Dock Sud acusado de ser el líder de la banda.


Una organización delictiva dedicada a realizar estafas telefónicas a ancianos desde el penal de Cruz del Eje fue desbaratada luego de un allanamiento en esa cárcel cordobesa y en el partido bonaerense de Avellaneda, y la Justicia ordenó la captura del padre del actual presidente del Club Sportivo Dock Sud acusado de ser el líder de la banda, informó este viernes el Ministerio de Seguridad.

Según los investigadores, el jefe de la organización es Alberto Horacio Zvizer, padre del actual presidente de ese club que milita en la Primera C, quien de acuerdo con la pesquisa está prófugo y tiene pedido de captura por gestionar los cobros y manejar la logística de la banda.

Los operativos los realizaron de forma coordinada unos 500 efectivos de la Gendarmería, Policía Federal, el Grupo ETER de la Policía de Córdoba, la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) del Ministerio Público Fiscal de esa provincia y la Policía Judicial.

La causa fue iniciada en la Fiscalía de General Pacheco, a cargo de Jorge Noceti, en la cual se analizaron alrededor de 11.000 comunicaciones efectuadas por convictos alojados en la unidad carcelaria cordobesa.

De acuerdo con la pesquisa, los presos en general engañaban a personas de edad avanzada y simulaban ser abogados, empleados bancarios o gestores de créditos, mientras que en otros casos directamente realizaban secuestros virtuales.

Uno de los artilugios al que recurrían era hacerse pasar por letrados vinculados con juicios de la llamada “Reparación Histórica” de ANSES, aunque también otorgaban supuestos créditos a través de redes sociales o advertían sobre la supuesta caducidad de billetes de circulación legal.

En todos los casos, el engaño radicaba en la urgencia de un depósito de dinero para evitar algún perjuicio y/o para adelantar falsas gestiones administrativas.

Como resultado de la irrupción en el complejo penitenciario, se secuestraron 24 teléfonos celulares vinculados con los miles de llamados realizados.

De manera simultánea, la División Investigación Antifraude de la Policía Federal Argentina llevó adelante cuatro allanamientos en Dock Sud, en el partido bonaerense de Avellaneda, en dos domicilios y dos cooperativas vinculados con la organización.

Allí, por orden del juez de Garantías número 2 de San Isidro, Orlando Díaz, se secuestró una camioneta Chevrolet S10, 1.350 dólares, un teléfono celular y documentación de interés.

En tanto, no pudo ser ubicado Zvizer, quien tiene un importante prontuario criminal, ya que en 2004 participó en Córdoba de un asalto comando a cinco camiones de bandera chilena cargados con neumáticos.

Por este hecho, fue condenado a ocho años de prisión por los delitos de robo calificado y privación ilegítima de la libertad más otro año de una condena en suspenso por un robo anterior.

En estas maniobras desde la cárcel, su papel en la organización consistía en manejar y coordinar la logística de la banda desde el exterior y encargarse de los cobros de dinero producto de las estafas cometidas telefónicamente desde la cárcel.

Recientemente, Zvizer viajó a Brasil para presenciar los encuentros por la Copa América, por lo que se coordinó un operativo cerrojo a la espera de su arribo, pero como no regresó, el juzgado interviniente libró una orden de captura para dar con su paradero.




Comentarios