En el mes de junio la retracción fue del 1,2% lo que representó 14.769 vehículos en la provincia. 


Durante el mes de junio la caída en las ventas de vehículos usados, en Córdoba, se frenó y apenas fue del 1,2 por ciento. Los números finales indican que la retracción de estas transacciones durante el primer semestre en la provincia fue del 3,3 por ciento. 

En el sexto mes del año se transfirieron 14.769 vehículos en la provincia  frente a los 14.947 de igual mes de 2018, según se desprende de la información preliminar que surge de los Registros de Propiedad Automotor, difundida por la Cámara del Comercio Automotor de Córdoba (CCAC) 

En tanto, si se compara con mayo, se contabilizó un descenso del 20% de la cantidad de operaciones a raíz de la menor cantidad de días hábiles.

En el primer semestre del año se comercializaron 94.438 unidades, un 3,3% por debajo de enero-junio de 2018 cuando la cifra se ubicó en 97.619.

“En junio el comercio automotor tuvo un comportamiento similar a igual mes de 2018, cuando se advertía que la actividad estaba complicada. No obstante, la demanda de los vehículos usados se sostiene producto de los atractivos precios de éstos en relación a los valores de los 0km y por el incremento en la demanda de la financiación con UVA del Bancor”, dijo Ariel Ruiz, presidente de CCAC.

Respecto de los resultados acumulados, Ruiz comentó que “la primera mitad del año cerró por debajo de las 100.000 unidades, lo cual es preocupante ya que el volumen necesario para sostener los comercios y fuentes de trabajo debe superar las 200.000 transferencias anuales; un número que se ve difícil de alcanzar”.

En el país, en mayo se comercializaron 121.577 unidades, un 7,7% menos que en igual mes de 2018.






Comentarios