El fiscal Rubén Caro ordenó el secuestro de más de 50 cámaras, luego de que alguien entregó sobres con balas adentro. 


El fiscal Rubén Caro, a caro de la investigación por las amenazas sufridas por los directivos del Hospital de Niños, ordenó el secuestro de más de 50 cámaras de seguridad para determinar quién entregó sobres con balas en el centro de salud.

Además, ordenó custodia personal para Luciano Parietti y Adrián Fonseca (director y subdirector), aunque sólo el segundo la aceptó, consignó Mitre Córdoba.

Parietti y Fonseca recibieron sendos sobres en sus despachos, y de inmediato se avisó a la Policía.

De acuerdo con las cámaras de seguridad internas, una persona entregó los sobres a las 9.50 de este martes.

El episodio causó temor entre el personal del centro de salud.





Comentarios