A pesar del pedido de la Nación de no aumentar tarifas, la provincia no se plegaría al congelamiento. 


Todo parece indicar que a partir de julio los usuarios residenciales de la provincia de Córdoba pagaría un 10 por ciento más en la tarifa de la luz. Es que desde la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) solicitaron un nuevo aumento al Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep).

Para ser más precisos, el aumento sería de un 9,56% para los usuarios residenciales; 5,96% para las cooperativas; y grandes consumos en alta tensión, 6,66%, y en media tensión, 8,93%.

Todo esto se da en el marco de un congelamiento tarifario que había sugerido el gobierno nacional luego de el alto índice de inflación que se había registrado en marzo pasado (4,17%) y un pico en la suba del dolar. 

Ante esa situación, en abril, los ministerios de Finanzas y de Producción de la Nación habían prometido que se suspenderían los aumentos de las tarifas eléctricas. Aunque la Nación solo puede regular el precio de la generación.

El transporte y la distribución corre por cuenta de Epec, en el caso de Córdoba. En ese contexto es que el gobernador Juan Schiaretti había declarado que: “No está prevista ninguna actualización tarifaria para los próximos meses”.

Desde Epec explicaron a La Voz que: “La tarifa actual rige desde enero, el ajuste trimestral no se aplicó en abril y este regirá desde julio, con lo cual lleva Epec un semestre sin aumentos”. Esas fueron las palabras de Eduardo Gauna, vicepresidente de la empresa.






Comentarios