Ocurrió este martes en Córdoba. Varios pasajeros contaron lo que les pasó cuando subieron, terminaron el viaje y él no les quiso cobrar.


En medio de tanta vorágine y problemas que tiene la gente, siempre hay personas que llevan adelante de manera silenciosa una actividad solidaria que pocas veces se conoce.

Este mércoles se pudo conocer a uno de ellos, un trabajador del volante de esos que tantas veces son maltratados por otros motivos pero que en esta oportunidad su actitud es digna de rescatar.

Se trata de Carlos, taxista, quien decidió este martes hacer un turno completo de su trabajo con viajes gratis (unos 30 en total), en compañía de su esposa.

“Hace como dos años trabajo el taxi y decidí que podía tener gratitud con la gente. Es la que nos da de comer, lo hago por la gente que va a trabajar y más a fin de mes. Es el momento en que la gente cuenta el mango”, explicó el taxista en diálogo con El Doce TV.

“Es una época en la que todos estamos muy ajustados, no es regalar algo que nos sobra, porque eso es fácil”.

“Es una época en la que todos estamos muy ajustados, todo es sacrificio. No es regalar algo que nos sobra, porque eso es fácil, sino aportar un granito de arena”, resaltó.

 La ilusión mayor de Carlos es que otros taxistas tomen actitudes similares.




Comentarios