El atacante iba como acompañante, se bajó del auto y agredió al colectivero adelante de los pasajeros. 


Un automovilista atacó el miércoles pasado a un chofer de colectivo de la línea Ersa y le produjo la pérdida de tres dientes, quebradura del tabique y un golpe en el ojo que puede terminar en desprendimiento de retina.

Al parecer todo comenzó cuando el colectivero supuestamente rozó y le arrancó el espejo de la camioneta Duster gris en la que se trasladaba el agresor. 

Según comentó Marcos Corvalán, el chofer agredido, el automovilista lo alcanzó en una parada y allí subió al colectivo y comenzó a insultarlo por la rotura del espejo. 

Entre tanto caos, el chofer decidió darle los datos, pero los pasajeros aseguraban que no había habido ningún rose. “La misma gente del pasaje me decía que yo no lo había chocado”, reconoció.

Y en ese momento vino la agresión. “Saco el carnet de conducir y, cuando me pongo a buscar la documentación, me pega de callado y ahí se me apagó todo. Me pega y caigo contra la ventana”, relató. 

Luego de esta situación, el automovilista descendió del colectivo y huyó en la camioneta. 




Comentarios