Ocurrió el sábado, durante la lluvia, en el Módulo MX1. El preso quedó atrapado en el alambre de púas. 


Las cárceles en Córdoba parecen a punto de estallar. Desde hace meses hay denuncias por muertes irregulares (sobre todo en la cárcel de mujeres), presos que fugan y otros que realizan huelgas de hambre.

El ambiente está tenso desde hace mucho. Sin ir más lejos, este lunes un abogado llamado Juan Domingo Gacitúa denunció que, a raíz de la superpoblación, los presos de Bouwer duermen en el “gallinero”, como se dicen a los pasillos de ingresos, a la intemperie y tapados con nailon.

“Es porque no hay lugar para alojarlos. En las celdas también hay superpoblación porque donde deben estar dos (personas) y hay tres o cuatro”, alertó el letrado en Cba24n.

Este lunes, el periodista Adolfo Ruiz difundió en su portal periodístico Rebelión (dedicado al análisis y difusión de las problemáticas carcelarias en Córdoba) lo ocurrido el sábado pasado, cuando un interno intentó escapar de Bouwer bajo la lluvia.

No lo logró: quedó atrapado en el alambre de púas

“Sábado 6 de la tarde. Módulo MX1 de Bouwer. Cómo estarán de desesperados los tipos que habitan ese infierno en el que se han convertido las cárceles de Córdoba, que intentan escapar hasta de las maneras más burdas. Como ésta”, difundió el periodista.






Comentarios