La formación recibió el golpe de un adoquín del tamaño de un ladrillo cuando pasaba por Avenida San Lorenzo; desde el gremio La Fraternidad advirtieron por el aumento de hechos de este tipo.


Un tren fue atacado en Concordia cuando pasada por Avenida San Lorenzo; la formación recibió el golpe de un adoquín del tamaño de un ladrillo que le produjo la rotura del parabrisas. “Por suerte los compañeros no salieron lastimados”, expresó Sebastián Ava, secretario general del gremio La Fraternidad.

Los trabajadores ferroviarios no sufrieron daños afortunadamente.

A raíz del ataque, el tren debió retroceder a Concordia para hacer cambio de locomotora y salir nuevamente al otro día. En declaraciones a Río Uruguay, Ava contó: “Ya nos había pasado antes en el barrio Llamarada, más precisamente entre calle Paula Albarracín y Concejal Veiga”. “Ese sector siempre fue conflictivo en relación a los piedrazos, pero ahora se han intensificado”, agregó.

El gremialista contó además que en los respectivos hechos se realizó la denuncia policial correspondiente y que se ha pedido el acompañamiento de las fuerzas de seguridad ante el incremento de los casos.




Comentarios