El director de Derechos Humanos de la provincia fue crítico con el nuevo protocolo para las fuerzas federales de seguridad.


El nuevo protocolo para las fuerzas federales de seguridad impulsado por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, generó sensaciones y opiniones encontradas, debido a que le permite a los uniformados usar armas letales “frente al delito” sin necesidad de dar la voz de alto y sin agresión directa previa.

En Catamarca, el director de Derechos Humanos de la provincia, Hernán Velardez Vaca, se mostró crítico ante esta medida. “Nos preocupa porque no creemos que sea una medida coherente para luchar contra la inseguridad. Entendemos que hay otro tipo de políticas estructurales que tienen que darse de manera general en todas las provincias, para luchar contra la inseguridad. Medidas como esta sólo favorecen la mano dura y el gatillo fácil, lo que muchas vidas ha costado a lo largo de la historia del país”, manifestó.

“Entendemos que tiene que darse marcha atrás con esto, rever este tipo de medidas, ya que es otro retroceso más en lo que hace a derechos humanos. Y a esto lo decimos sin dejar de reconocer sobre el flagelo que es la inseguridad, que no se ha podido solucionar con los distintos gobiernos que estuvieron a cargo del país y no se ha podido menguar”, añadió.

Para finalizar, volvió a insistir en que no le parece una solución adecuada lo propuesto por Bullrich. “Pensamos que la inseguridad no se ataca con mano dura y gatillo fácil, sino con políticas de estado que ataquen la problemática de fondo que son la injusticia social, la falta de trabajo y de educación de los sectores señalados como los de donde proviene la delincuencia. Vamos a hacer público un comunicado en que nos expresamos en contra de esta disposición junto a Derechos Humanos de otras provincias”, cerró en declaraciones a El Esquiú.






Comentarios