La secretaria general del Sindicato de Empleados Legislativos (SELEG) se mostró en desacuerdo con el intendente sobre la movilidad laboral dentro del estado.


Los dichos del intendente de San Fernando del Valle, Raúl Jalil, de trasladar empleados de la Legislatura a la policía provincial no cayeron bien en el seno del Sindicato de Empleados Legislativos (SELEG).

Inés Rodríguez, secretaria general de SELEG, se mostró en desacuerdo con el jefe comunal. “Son una locura y no entendemos que pretende Jalil con estas declaraciones, yo le diría al intendente que piense que en la policía no puede ingresar cualquier persona, no es llevar empleados y nada más”.

“El personal legislativo no podría actualmente realizar tareas de seguridad según lo indica el intendente de la capital, en todo caso se podrían llevar a cabo tareas administrativas y también se debería considerar la decisión de los propios empleados de querer trasladarse hacia esta repartición de la fuerza policial”, agregó.

Respecto al traslado, Rodríguez manifestó: “El Estado está con muchos empleados, pero en la legislatura están los empleados que realmente hacen falta y en todo caso serán nuestras autoridades legislativas quienes decidirán que nomina de empleados pueden o deben ser trasladados hacia otras reparticiones y se debe tener en cuenta la función que lleva a cabo el empleado legislativo a la hora de producir el traslado y encuadrarlo en tareas similares a las que venía desarrollando”, concluyó en declaraciones a El Esquiú.





Comentarios